EL DIVÁN DEL CAN

¡Hola!

En verdad necesito de su ayuda, Kalinda -una hermosa dálmata– es mi princesa, pero ¡ay no! Cuando la llevo a La Marquesa,  se come toda la popó de caballo que encuentra. Termina siendo muy molesto ese comportamiento, porque yo vivo en un departamento amplio, solo que no hay áreas verdes; por eso la llevo a que corra allá y con esa conducta, termino poniéndole su correa.

¿Me pueden dar un consejo para evitar ese comportamiento?

Mariana Abrego


Queridísima Mariana,

Aunque para nosotros los humanos resulta repugnante e incomprensible, la coprofagia en perros –o sea, que coman heces- es un comportamiento natural y no una patología o un trastorno. De hecho, cuando Kali sea madre se ocupará de comerse las heces de sus cachorros, una vez haya parido y hasta que los pequeñines sean capaces de orinar y defecar fuera del nido. De esta manera, lo mantendrá limpio.

En realidad, existen tres tipos:

  1. La autocoprofagia, cuando el perro se come sus propios excrementos.
  2. La coprofagia intraespecífica, cuando lo que ingiere son las heces de otros perros.
  3. La interespecífica, cuando come heces de otras especies.

Te explicamos las tres causas que se tienen identificadas:

  • Nutricionales: Falta de nutrientes y micronutrientes esenciales, vitaminas y/o minerales.
  • Médicas: Trastornos digestivos de asimilación, insuficiencia pancreática, síndrome de mala absorción intestinal, parasitismo intestinal, diabetes, hipertiroidismo, etc.
  • Comportamentales: Estrés, aburrimiento, aislamiento y soledad, síndrome de privación de la libertad, etc.

Lo más probable es que Kalinda encuentra un estímulo o una diversión en la ingestión de heces. Pero más allá de estos tres tipos de causas existe también una última, mucho más simple y llana: a los perros les gustan las heces y disfrutan comiéndolas. Sin más.

¿Cómo evitarlo?

Lo mejor es que siempre consultes con tu veterinario y tu etólogo antes de actuar, porque ellos determinarán si es a causa médica o por comportamiento.

Nuestra recomendación para la coprofagia comportamental es que la lleves a hacer ejercicio, estimúlala mentalmente con juegos que le hagan pensar, etc. El contra-condicionamiento con correa también funciona bien, enseña a tu perro a mirarte cuando lo llamas y así evitarás que vaya rápidamente a comer heces desviando su atención.

Los perros comen y seguirán comiendo excrementos, para ellos es normal hacerlo. Este es un tema poco estudiado, y tendremos que esperar a que haya más evidencia para poderlo resolver. No te preocupes, para ellos es natural y no tiene nada de malo. Solo al regresar a casa, para que te sientas más cómoda, lávale su hocico. En nuestra noticia Salud bucal, te decimos cómo.

 

Fuente: https://simiperrohablara.com

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

¿LOS PERROS SABEN LO QUE PIENSAS?

No exactamente, pero sí andan a las vivas para tratar de descifrar qué es lo que quieres decir con las señales de comunicación físicas y verbales que expresas. Un grupo de científicos, bajo la dirección de József Topál del Instituto de Investigación Psicológica de la Academia Húngara de Ciencias, descubrió que los perros tienen un […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO DOGO DEL TÍBET

También conocido como Mastín Alemán es una raza originaria del Tíbet, es considerada como la raza de donde derivaron todas las razas de montaña grandes y de todos los mastines. En la antigüedad, según testimonios Dogo del Tíbet era empleado por los asirios como perro de guerra y para la custodia de los prisioneros. En […]

Leer más »