LADRO, LUEGO EXISTO

¡Uff! La que me da de comer y El que ya me pela ahora sí que me llevaron a un viaje extremo. Bruno se quedó a cargo de la mamá de El que ya me pela, porque al parecer mis humanos consideraron que no podría lidiar con todo lo que nos esperaba.

Y tuvieron razón. Si a mí me intimidó nuestro destino, no imagino qué hubiera hecho Brunito. No nos alejamos mucho de la cueva, yo creo que apenas me dio tiempo de disfrutar de un poco de aire veloz y dormirme una siesta, cuando la lata con ruedas se detuvo y El que ya me pela me abrió la puerta. Habíamos llegado.

Apenas puse mis patitas en tierra y llegaron a mí un sinfín de olores: vacas, aves, café, tamarindo, hierba húmeda, gatos, agua, ponzoñas, caballos… ¡Casi me vuelvo loca de la emoción al darme cuenta de todo lo que me esperaba por descubrir!

Corrí rápidamente a explorar los alrededores. Me sentí un poquito culpable cuando vi a las vaquitas y me acordé de los huesitos que me comí el otro día. Anduve entre ellas y al parecer ni se inmutaron ante mi presencia. Los caballos tampoco mostraron ninguna emoción al verme, pero a mí sí me encantó probar unas bolitas cafés que salían de su trasero, ¡sabían deliciosas!

En eso andaba cuando vi a lo lejos unas aves blancas, que hacían ruidos muy chistosos y me aventuré a perseguirlas. Entré en un cuartito donde habían unos tiernos cachorritos. Estaba a punto de acercarme a ellos cuando de repente sentí un golpe que me derribó, mientras un fuerte hocico me sometía por el cuello.

Chillé asustadísima y La que me da de comer acudió a mi llamado, ladró muy fuerte, se acercaron otros humanos y mi atacante me dejó ir sin hacerme daño. Cuando me incorporé pensé en defenderme, pero me encontré con una perra enorme y musculosa, que gruñía quedamente mientras me taladraba con una mirada muy dominante que me hizo desistir de cualquier pelea.

Nunca me había pasado algo así. Yo estaba acostumbrada a ser la “chiras pelas” de todo lugar al que llegaba, pero en esta ocasión me enfrenté con una dura realidad: existen perros más fuertes y feroces que yo, ante los que no me queda de otra más que cuadrarme.

La Princess me trajo cortita todo el tiempo que estuvimos ahí: no me dejaba comer hasta que ella lo hacía ni acercarme a los lugares que no le parecían convenientes, me quitó mi carnaza y mi pelota… Incluso Miau, el gato del lugar, era más amable conmigo que ella (y eso que casi me saca un ojo con su garra). Me sentí tan desconcertada que hasta llegué a preguntarme si yo seré a veces así de gandalla con el pobre de Brunito.

En fin, que ahora sí anduve como perro faldero todo el tiempo tras mis humanos. Lo malo es que se me subieron unos animales planitos con muchas patitas que dan mucha comezón y a ellos les dieron mucho asco, así que no me dejaron acercarme hasta que hizo efecto un líquido que me echaron en mi lomito, pero por el que no me pude meter al estanque a nadar como tantas ganas tenía.

No sé decirles a ciencia cierta si disfruté tanto este viaje, lo que es seguro es que llegar de regreso a la cueva fue muy reconfortante. Por supuesto que no le conté nada de lo ocurrido a Bruno, pero está muy suspicaz ante mis buenos tratos… Tal vez deba hacerle alguna travesurilla inocente para no dejar…

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

¿SERÁ UN TUMOR?

Acariciar a tu perro no sólo es reconfortante para él y para ti, sino que también es muy útil para que conozcas su cuerpo y puedas detectar cualquier abultamiento que tenga. Si descubres alguna bolita mientras mimas/exploras a tu can, es importante que revises si tiene algún bulto en otra parte del cuerpo, si le […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

“ESTE ES TU HIJO…”

  Parece apenas ayer cuando las travesías en la lata con ruedas no resultaban tan complicadas, pero imagínense cómo son las cosas ahora que debemos acomodarnos en ella tres humanos e igual número de perros, más todos los cachibaches que cada uno necesita.   Dice La que me da de comer que parecemos familia Burrón. […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

HOVAWART UNA RAZA DE PERRO GUARDIÁN

El Hovawart es una raza de perro de origen alemán. Su nombre significa “perro guardián de la propiedad” pues originalmente se utilizaban para cuidar terrenos. La raza se originó en la región del Bosque Negro y las primeras referencias y pinturas las encontramos desde la edad media. ¿Es para tí?El Hovawart es un perro de […]

Leer más »