LADRO, LUEGO EXISTO

A todos los que están muy preocupados por la salud de Bruno, me complace informarles que el buen muchacho está en franca recuperación. No he podido verlo mucho porque nos tienen separados, pues dicen que no debo lamerle la herida ni tratar de quitarle esos hilitos verdes que tiene ahí. Yo creo que la verdad no me dejan estar con él para evitar que me burle de ese cono blanco que le pusieron alrededor del cuello, es que se ve tan chistoso, además el artefacto ese está perfecto para rascarse las encías.

En fin, que sin Bruno dispuesto para jugar me aburro horrores. Creo que La que me da de comer y El que no me pela ya se dieron cuenta (claro, hubo que morder algunos zapatos y rascar en algunos muebles, pero entendieron el mensaje rápidamente), así que he gozado de doble ración de paseos diarios. No hay como correr en libertad y jugar con otros perritos. Además, el parque al que me llevan está lleno de deliciosas presas que me gusta perseguir.
Hasta ahora no había podido atrapar a ninguna porque cada vez que me acercaba extendían sus brazos y subían no sé cómo a las ramas de los árboles. No hay ladrido que las haga bajar, son muy listas las condenadas. El caso es que el otro día agarré a una bien despistada y la atrapé, quiso elevarse, pero la agarre de un brazo. Logro zafarse y echarse a correr, pero iba muy lento (el suelo no es lo suyo), por lo que fue fácil interceptarla entre las ramas de un arbusto. Aún así, no dejó de defenderse y cuando trato de atacarme con su boca picuda, la abatí con mi pata y mis fauces de león.

¡Qué orgullo! Por primera vez en mi corta vida iba a colaborar con el alimento para la cueva. Mientras iba camino a donde estaba La que me da de comer con la presa en mi hocico pensé en lo feliz que la haría, seguro que tomaría la cena entre sus manos y me llenaría de mimos por mi logro. ¡Uy, igual hasta me premiaba con un delicioso jamón!
Pero la realidad fue muy distinta. Cuando llegue con mi presa y la puse a sus pies para mostrarle mi hazaña, empezó a ladrar muy agudo mientras hacía unos gestos que hasta ahora no le conocía: “¡Dorotea, cómo pudiste! ¡Pobre pajarito! ¡Además qué asco, estás toda llena de plumas y sangre!”. Luego tomo al animal en sus manos y al ver que estaba medio vivo corrimos con el tipo de la bata blanca y los piquetes (again…) para ver si lo podía salvar y de paso que me revisara a mí no sé por qué extraño motivo.

El caso es que por suerte no me hicieron nada y la presa sobrevivió. La que me da de comer decidió llevársela a la cueva no para prepararla para la cena, ¡sino para mimarla y cuidarla! Es un comportamiento que francamente no comprendo, ¿será que la quiere engordar para que alcance para todos? ¿No ha tomado sus medicamentos últimamente? He de preguntarle su opinión a Bruno de este extraño suceso, pero por lo pronto El que no me pela también se sacó mucho de onda con la inclusión de la presa en nuestra manada. Al ver al animal comestible en una jaula acostadito muy feliz y calientito, le dijo algo a La que me da de comer y al cabo de un rato los ladridos subieron de tono hasta que ella tomó la jaula y se encerró en su recámara. El que no me pela se sentó en el sillón y sucedió un milagro: ¡me habló! Me dijo casi en un suspiro mientras me acariciaba el lomo: “Dorotea, ¿quién entiende a las mujeres?”.

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

RECHINANDO DE LIMPIO

¿Has pasado por la experiencia de bañar a tu perro y acabar todo mojado y arañado, mientras ella o él corre a sacudirse y revolcarse en la tierra justo cuando acabas de terminar? Pensando en dar fin a este tipo de faenas, una empresa vasca en la ciudad española de Vitoria-Gasteiz ha abierto un novedoso […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

DEERHOUND DOG O EL PERRO LEBREL ESCOCÉS

El DeerHound es una raza que probablemente ha existido desde antes de la historia escrita. Registros indican que los Galeses criaban esta raza para mejorar su dieta, es decir era parte de su alimentación.  Eventualmente el perro DeerHound comenzó a utilizarse para la caza del ciervo rojo ( de ahí su nombre deer=ciervo) pues alcanzaban […]

Leer más »