LADRO, LUEGO EXISTO

Este es un manifiesto reivindicatorio. Desde que nos conocemos les he contado como El que no me pela pues… no nos pelaba mucho ni a mí ni a Bruno, algunas veces incluso sentí que nuestra presencia le molestaba. Pero desde la llegada del Cachorro todo ha cambiado entre nosotros. No sé si es porque hemos tenido que madurar juntos en este proceso (tanto perros como humanos) y aprender a colaborar de una manera más activa y coordinada, pero cada día siento que los cinco nos integramos más, nos unimos más (con excepción de ese episodio de la huída que ya todos superamos).

La que me da de comer ya no pasa tanto tiempo con nosotros porque el Cachorro acapara toda su atención, pero El que no me pela ha entrado al quite y ahora somos uña y mugre. Así, lo que parecía una pérdida se ha convertido en una ganancia, pues lo que le faltaba a La que me da de comer para ser la líder perfecta lo tiene El que no me pela, y viceversa.

Ella es un poco bipolar, él es paciente y equilibrado. Ella nos mima y nos da golosinas. Él nos lleva a hacer del baño a la calle por la mañana y recoge nuestras gracias (así hasta da gusto aguantarse para no hacerse adentro). Ella nos da nuestro espacio y procura que nos integremos a las actividades de la manada. Él nos pone límites claros, siempre sabemos qué espera de nosotros. Ella nos acerca al Cachorro todo el tiempo para que lo olfateemos (¡creo que el pequeño ya nos reconoce!). Él nos saca a pasear y es fácil seguirle el paso en el parque, pues sus ladridos son la mayoría de las veces claros y concretos. En suma, da gusto ser parte de esta familia y ahora que El que no me pela interactúa más con nosotros, tenemos muy claro cual es nuestro lugar en ella.

Así, a mi repertorio de pequeños placeres se han sumado algunos que tienen que ver con él. Por ejemplo, puede pasar mucho tiempo rascándome con su enorme pata la panza cuando toma su café y lee el periódico mientras esperamos que La que me da de comer se levante. También me invita a unos recorridos muy largos para cazar las más extrañas aves (unas que están bien acaloradas, todas en línea dando vueltas y vueltas frente a un hombre que trata de atraparlas con unas grandes pinzas. Tienen una pielecita deliciosa, ¡yummy!), me deja perseguir a los odiosos gatos sin regañarme y por las noches me platica un montón de cosas que no entiendo, pero que parecen ser muy importantes para él y que sólo me cuenta a mí.

La verdad es que ahora me siento un poco mal de decirle El que no me pela siendo que ha depositado en mí tanta confianza y me dedica tanto tiempo en medio de todas las peticiones que le hace La que me da de comer en torno al Cachorro, así que de ahora en adelante me referiré a él como “El que ya me pela” para ser un poco más justa. Sé que en otras ocasiones parecía que ya había logrado conquistarlo y entonces sucedía algo que lo frustraba todo, pero no me pregunten por qué, ahora sí estoy segura de que ya me instalé en su corazón de manera definitiva e irrevocable. Si no, díganme por qué va llegando con esa enorme carnaza bajo el brazo, ¡woof!

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

¿LOS PERROS SABEN LO QUE PIENSAS?

No exactamente, pero sí andan a las vivas para tratar de descifrar qué es lo que quieres decir con las señales de comunicación físicas y verbales que expresas. Un grupo de científicos, bajo la dirección de József Topál del Instituto de Investigación Psicológica de la Academia Húngara de Ciencias, descubrió que los perros tienen un […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO BASENJI

El basenji o perro del Congo es un raza de origen africano muy particular, que se distingue porque no ladra y en su lugar emite un peculiar canto que es una combinación de risa ahogada y canto con cambios repentinos del tono natural de falsete. Es un perro mediano (con una altura a la cruz […]

Leer más »