LADRO, LUEGO EXISTO

Al parecer ya estoy lo suficientemente grande para salir a pasear. Me refiero a paseos de verdad, no de esos que sólo sirven para desentumir las patitas y hacer del baño. El señor de la bata blanca me puso el último piquete de algo que se llama vacuna y al parecer es necesarísimo para que uno pueda olisquear el mundo sin riesgo de enfermarse, ¿será?

Después de esta no tan agradable visita, La que me da de comer y yo llegamos a la cueva. Me puso el collar, me ladró bastante cuando empecé a morder la correa (sabe deliciosa, ¡yumi!), pero se puso todavía más crazy cuando empecé a arrastrarla (a La que me da de comer) hacia la puerta (¿que no es para eso la correa?). En fin, que no sé por qué tanto ladrido porque esto es casi todos los días, pero bueno, después del ritual para salir a la calle abrimos la puerta y nos enfilamos para el parque.

La que me da de comer no entiende de exploración, va a paso tortuga y a mí eso me desespera muchísimo, ¿será porque camina en dos patas que no le gusta correr? Ya la estoy entrenando para que aprenda a caminar más rápido. Es agotador eso de tener que arrastrarla, sobre todo cuando casi me asfixio con el collar porque opone mucha resistencia mientras ladra y ladra quejándose por la velocidad, pero creo que valdrá la pena cuando podamos recorrer el mundo juntas sin parar.

Después de caminar así algunas cuadras por fin llegamos al famoso parque. Yo, en mi inocencia, creía que lo más interesante del mundo era las jardineras frente a nuestra cueva, así que ya se imaginarán la sorpresa que me llevé cuando mi naricita percibió todos esos olores nuevos. ¡WOW, WOOF, WOW! ¡Qué cosa! Está para volverse loca, y lo mejor es que en cada visita encuentras cosas diferentes: perros de diversos tamaños y carácter (¡qué bien se siente poder platicar con perros sin personalidades trastornadas como la de Bruno!), comida en el piso para disfrutarla cuando quieras, patos que perseguir, un estanque donde nadar… Es el paraíso de los perros… ¡siempre y cuando te quiten la corea!

Yo quería explorar todo ese nuevo mundo y La que me da de comer ¡que se sienta en una banca! Harta de su marasmo decidí empezar sin ella, ya luego vendría a recogerla cuando terminara con mis asuntos. Aproveché que se distrajo un poco y me eche a correr, libre como el viento. Y entonces ocurrió el milagro: ¡La que me da de comer corrió tras de mí! Tanto arrastrarla para que moviera sus patitas y lo único que tenía que hacer era arrancarme sin ella.

Integrantes de otras manadas se le unieron para correr detrás de mí, fue súper divertido, yo sólo veía cómo se abalanzaban queriendo alcanzarme y algunos se tropezaban cuando intentaban saltar los arbustos o resbalaban con el lodo (eso les pasa por usar cosas raras en las patas). Pero el juego llegó a su fin cuando casi me arrolla un gran animal llamado auto. Afortunadamente, el que a mí me tocó paró justo a tiempo, pero otros perros del parque me han contado que no todos se detienen y pueden hacerte puré.

La que me da de comer me abrazó, me cargó, me mimó mucho y luego me ladró mientras volvimos a la cueva. Ya les dije que es medio bipolar, ¿verdad?

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

DISPLASIA DE CADERA

Esta enfermedad degenerativa consiste en una formación anormal de la articulación coxofemural (de la cadera y el fémur), que afecta principalmente a perros de razas grandes, provocándoles mucho dolor y restricción del movimiento. La displasia de cadera suele ser hereditaria, pero otros factores favorecen su aparición, como una mala alimentación en el cachorro, que puede […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

CELOS Y NOMBRES

Esto de la maternidad es agotador, ya me voy acostumbrando, pero los primeros días me la vivía pendiente en todo momento de que mi Bolito respirara y comiera bien. Vaya, que hasta las croquetas me sabían raras si no tenía a mi cachorro a la vista. Poco a poco he ido agarrando confianza y hasta […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO TERRIER IRLANDÉS

Conocido en inglés como Irish Terrier, y como su nombre lo indica, se originó en Irlanda, del Condado de Cork. Se cree que proviene de sucesivos cruces entre ejemplares del Tan and black terrier, Kerry blue terrier, Irish soft-haired wheaten y Terrier escocés. El teniente coronel EH Richardson, de la Escuela Británica de Guerra y […]

Leer más »