LADRO, LUEGO EXISTO

Esta semana estuvo marcada por las visitas al hombre de la bata blanca y los piquetes. Primero, Bruno decidió ponerse al tú por tú con una lata rodante que casi lo mata. Desde lo de Cuquis, siempre que pasa una lata con ruedas el perrillo corre tras ellas para ladrarle con un odio inmensurable.

Por eso mis humanos han optado por sacarlo a pasear siempre con correa, pero el otro día como vieron que todo estaba bien tranquilo, decidieron dejarlo explorar libremente un rato. En cuanto vieron que una lata con ruedas se aproximaba trataron de amarrarlo, pero Bruno logró zafarse y correr tras ella. Al parecer no calculó bien, porque se estrelló con la rueda trasera de la lata.

Fue un segundo, un brevísimo instante, en el que juré que rodaría debajo de la llanta y moriría aplastado. Mi corazón se detuvo y estoy segura que el de toda la manada también. Un horrendo chillido, la lata huyendo, Bruno retorciéndose, fue horrible. En lo que corrimos a ver qué le había pasado a mi hermano, él se levantó y salió disparado a la puerta de la cueva. Al parecer estaba bien. Lo llevaron con el hombre de la bata blanca y los piquetes para cerciorase de que no tuviera mayores daños, y él les dijo que sólo se golpeó bastante fuerte la pata trasera derecha, pero nada más. Qué suerte de ese perrillo, parece que tiene más vidas que un gato.

Yo pude estar tranquila mientras se recuperaba, pues la verdad es que cada día que pasa estoy más cansada y no me cae nada bien que esté mordiéndome las patitas y queriendo jugar rudo.

A mí me tocó ir unos días después con el señor de la bata blanca y los piquetes, pues La que me da de comer quería saber cuántos perritos están en mi panza, así que me pusieron patas arriba en una camita y después de oír un ruido extraño me dejaron bajar. El señor de la bata blanca no estaba muy seguro de lo que veía así que fui de nuevo a la camita. Y después de un rato, otra vez.

Le dijo algo rarísimo a mi humana: que no se ve ningún perrito en mi panza, que mi embarazo es psicológico. Ella se puso muy triste, estaba realmente consternada. A mí de dieron ganas de decirle que no le haga caso a ese señor, que por supuesto que debo tener perritos en mi panza, si no por qué estoy tan gorda, cansada, con todo colgándome. Los humanos pueden ser tan extraños.

Yo por lo pronto ya ando buscando donde nos instalaremos mis cachorrillos y yo. Escarbé un hoyo en el jardín debajo de una palmera, pero al parecer a La que me da de comer no le gustó mucho la idea, además de que está el inconveniente de las lluvias. Ya veré, siento que el día se acerca y me lleno de emoción. ¡Voy a ser mamá!

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

EFECTOS POSITIVOS DE TENER UNA MASCOTA

Seguramente has escuchado que tener un animal de compañía en casa es favorable para tu salud, pero ¿cuáles son estos beneficios? Nosotros te los explicamos: Evitan el sentimiento de soledad. Puede que nuestro perro no hable, pero el dueño sabe con total certeza, que no está solo en casa y que tiene compañía; y así el humano se siente más seguro de […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

DEERHOUND DOG O EL PERRO LEBREL ESCOCÉS

El DeerHound es una raza que probablemente ha existido desde antes de la historia escrita. Registros indican que los Galeses criaban esta raza para mejorar su dieta, es decir era parte de su alimentación.  Eventualmente el perro DeerHound comenzó a utilizarse para la caza del ciervo rojo ( de ahí su nombre deer=ciervo) pues alcanzaban […]

Leer más »