NOTICIAS

Esta enfermedad degenerativa consiste en una formación anormal de la articulación coxofemural (de la cadera y el fémur), que afecta principalmente a perros de razas grandes, provocándoles mucho dolor y restricción del movimiento.

La displasia de cadera suele ser hereditaria, pero otros factores favorecen su aparición, como una mala alimentación en el cachorro, que puede propiciar su crecimiento rápido y desproporcionado. Un cachorro con displasia de cadera nace sano y la enfermedad se va presentando conforme va creciendo. Los primeros seis meses de vida son cruciales, pues es en esta etapa cuando puede haber un desarrollo desequilibrado de las articulaciones de la cadera, huesos y tejidos blandos.

Cuando el cachorro es muy pequeño, tanto el hueso de la cadera como la articulación son cartílagos. Conforme van creciendo estos se convierten en hueso, pero si este proceso no se realiza adecuadamente, se desarrolla una separación que daña la articulación y la parte superior y bordes de los cuencos de la cadera (fémures), lo que provoca la formación excesiva de hueso, generando un movimiento burdo y un golpeteo en la zona articular.

Antes se creía que el único factor involucrado en el desarrollo de la displasia de cadera era el hereditario, pero ahora se piensa que éste sólo tiene un efecto del 25%, y que la alimentación (una dieta de bajo valor nutritivo o en exceso) y el medio ambiente en el que crece el perro influyen mucho más. Claro que si no hay disposición genética, la displasia no se presentará. Así, los principales factores que pueden provocar la aparición de la displasia de cadera son:
D

  • ieta rica en calorías o deficientes en nutrientes.
  • Exceso de calcio.
  • Aumento de peso en el cachorro por encima de la media de su raza y sexo.
  • Malf

ormaciones de los músculos y de los huesos de la articulación.

Una buena alimentación, con comida seca para perros de alta calidad y en las porciones indicadas por el veterinario, pueden evitar el desarrollo de la displasia de cadera en el cachorro, aunque siempre es bueno que si es de una raza grande con predisposición a esta enfermedad (pastor alemán, labrador, golden retriever, rottweiler, gran danés, san bernardo o alguna cruza de éstas) te cerciores que no la padece antes de cruzarlo para que sus cachorros no estén en riesgo de heredarla.

Síntomas y tratamiento

Si tu perro presenta renqueras (leves hasta incapacitantes), resistencia al movimiento, dificultad para caminar, locomoción anómala (galope y saltos de conejo) y permanecer de pie mucho tiempo para evitar el dolor que provoca el movimiento de la articulación de la cadera, puede tener displasia de cadera y es necesario que lo lleves al veterinario para una evaluación.
El veterinario realizará su diagnóstico después de efectuarle un examen ortopédico y otro radiológico. La radiografía debe abarcar la pelvis completa y ambos fémures, incluyendo las rodillas.

En caso de que el perro tenga displasia de cadera, según la gravedad del caso, el médico ajustará su alimentación para evitar que tenga sobrepeso y te indicará qué tanto ejercicio puede realizar, además de que probablemente le recetará antiinflamatorios para reducir el dolor y un complemento vitamínico para favorecer la formación de cartílago. Sin embargo, este tratamiento no es definitivo, pues sólo retrasa el daño a las articulaciones.

La cirugía es otra opción que puede aliviar el dolor de una forma permanente y recuperar la función locomotora normal, previniendo, retrasando o eliminando los cambios degenerativos de la articulación. Generalmente se requiere rehabilitación después de la cirugía y es una operación costosa, por lo que la decisión de recurrir a este tratamiento depende mucho de la valoración del veterinario y de los recursos económicos del dueño.

Como en todas las enfermedades degenerativas, el diagnóstico temprano puede hacer una gran diferencia en la calidad de vida del perro. Si sospechas que tu adorado can puede tener displasia de cadera, llévalo cuanto antes al veterinario.

Fuente:

El encantador de perros. 15. Enfermedades. Santillana ediciones generales, México, 2008. y auxidog.com

 

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

LADRO, LUEGO EXISTO

“ESTE ES TU HIJO…”

  Parece apenas ayer cuando las travesías en la lata con ruedas no resultaban tan complicadas, pero imagínense cómo son las cosas ahora que debemos acomodarnos en ella tres humanos e igual número de perros, más todos los cachibaches que cada uno necesita.   Dice La que me da de comer que parecemos familia Burrón. […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

HOVAWART UNA RAZA DE PERRO GUARDIÁN

El Hovawart es una raza de perro de origen alemán. Su nombre significa “perro guardián de la propiedad” pues originalmente se utilizaban para cuidar terrenos. La raza se originó en la región del Bosque Negro y las primeras referencias y pinturas las encontramos desde la edad media. ¿Es para tí?El Hovawart es un perro de […]

Leer más »