NOTICIAS

Muchos perros en edad adulta sufren de problemas oculares como el glaucoma o las cataratas. En estos casos es muy importante el diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado para salvarles la visión y el globo ocular.

De nosotros depende estar atentos a cualquier cambio en los ojos de nuestro can y en su comportamiento (no querer subirse al sillón, quedarse parado en medio del pasillo medio desorientado, chocar con muebles, etc.) y llevarlo al veterinario ante cualquier sospecha, pues como la vista no es el sentido más importante en el perro, ellos suelen adaptarse rápido a las deficiencias en la visión y si no estamos atentos, podemos notar que algo anda mal cuando ya sea demasiado tarde.

Las enfermedad oculares pueden presentarse por factores externos, como consecuencia de enfermedades sistémicas o por predisposición genética. A continuación te enumeramos las más comunes y sus principales síntomas.

Conjuntivitis. El ojo se enrojece, puede inflamarse y hay presencia de lagañas y comezón, sobre todo por la mañana. Esto se debe a una inflamación de la conjuntiva provocada por bacterias, virus, alergias y se asocia a algunas enfermedades como moquillo, queratoconjuntivitis y defectos en los párpados. El tratamiento es médico y debe ser recetado por un veterinario.

Cataratas. Son opacidades que se producen en el cristalino (una pequeña estructura transparente al interior del globo ocular) y el único tratamiento efectivo para removerlas y evitar que progresen hasta provocar ceguera es la cirugía.
Pueden presentarse en los perros desde su nacimiento o en la juventud y generalmente su origen es hereditario. Las razas que tienen una mayor predisposición a padecerlas son el caniche, cocker spaniel, fox terrier, labrador, maltés, yorkshire terrier y viejo pastor inglés.
Las cataratas también pueden aparecer por enfermedades como la diabetes, por golpes, por exposición a tóxicos o en perros de edad avanzada.

Galucoma. Es un aumento en la presión intraocular, que lesiona el nervio óptico y las células retinianas. Se manifiesta con enrojecimiento, disminución brusca de la visión y dolor agudo. Es una enfermedad muy difícil de tratar, que suele producir ceguera irreversible.
Una forma de galucoma es el primario, que se debe a una anomalía del ángulo de drenaje del humor acuoso. Este tipo de glaucoma es hereditario y afecta ambos ojos. Los beagle, cocker spaniel, pekinés, shar-pei y siberian husky tienen una predisposición a padecerlo. El glaucoma secundario se debe a otras alteraciones oculares que afectan la circulación y el drenaje del humor acuoso, como golpes, infecciones, adherencias, tumores, etc.
En ambos tipos de glaucoma el tratamiento puede ser médico o quirúrgico (generalmente es combinado), lo más importante es la detección oportuna para salvar la visión y el ojo del perro.

Alteraciones de los párpados. Las más comunes son el entropión y ectropión. En el entropión el párpado inferior se pliega hacia adentro, provocando irritación, infecciones, dolor y hasta úlceras en la córnea. Las razas con cierta predisposición a padecerlo son el cocker spaniel, chow chow, gran danés, rottweiler y san bernardo. Se corrige con cirugía.
En el ectropión el párpado inferior está evertido (es decir, hacia afuera). Es una enfermedad menos común que el entropión y afecta razas como los retrievers, san bernardo, sabuesos y cocker spaniel (los ojos se les ven caídos). Si es muy severo y deja al descubierto el globo ocular haciéndolo propenso a infecciones y factores irritantes, puede corregirse con cirugía.

Queratoconjuntivitis seca. Existe una inadecuada producción de lágrimas por una afectación en las glándulas lagrimales (por innervación, infección, golpes o ciertos medicamentos). Esto provoca que el ojo no tenga una adecuada lubricación, por lo que se enrojece y tiene un aspecto pegajoso y con poco brillo, con una secreción amarillenta acompañada de dolor. Suele confundirse con una conjutivitis, pero si no trata a tiempo puede provocar infección, úlcera en la córnea y hasta ceguera.
Las razas más propensas a padecerla son el bull terrier, bulldog, cocker spaniel y el pug, entre otros.

Atrofia progresiva de retina. Las células de la retina se van degenerando hasta que el can queda ciego irreversiblemente. El primer síntoma de su presencia es que el perro ve menos en lugares con poca luz. Es una enfermedad hereditaria y existen algunas razas con predisposición a padecerla, como el airedale terrier, akita, caniche, cocker spaniel, golden retriever y labrador.

Recuerda, ante cualquier señal de irritación o enfermedad visual, acude a tu veterinario. En estos casos, la detección oportuna hace la diferencia.

Fuente:

Oftalmología de pequeños animales, de Sally M. Turner. Elsevier, Barcelona, 2010. y Fundamentos de Oftalmología veterinaria, de David Magg, Paul E. Miller y Ron Ofri. Elsevier, Barcelona, 2009.

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

¿A DÓNDE VIAJAR CON TU PERRO EN SEMANA SANTA?

Ya están próximas las vacaciones de Semana Santa, y les decimos a dónde viajar con su peludo en México. Atrévete a llevarlos contigo a que vivan aventuras en playas, parques o cabañas, para todos los presupuestos. Mira los destinos ideales para que viajes tu perro. Los Cabos, México. A pesar de que tienes que subir a tu can al […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

CELOS Y NOMBRES

Esto de la maternidad es agotador, ya me voy acostumbrando, pero los primeros días me la vivía pendiente en todo momento de que mi Bolito respirara y comiera bien. Vaya, que hasta las croquetas me sabían raras si no tenía a mi cachorro a la vista. Poco a poco he ido agarrando confianza y hasta […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO TERRIER IRLANDÉS

Conocido en inglés como Irish Terrier, y como su nombre lo indica, se originó en Irlanda, del Condado de Cork. Se cree que proviene de sucesivos cruces entre ejemplares del Tan and black terrier, Kerry blue terrier, Irish soft-haired wheaten y Terrier escocés. El teniente coronel EH Richardson, de la Escuela Británica de Guerra y […]

Leer más »