NOTICIAS

¿Son los perros animales hipersexuales? ¿Cuándo empieza el celo en una perra? ¿Cómo saber si puede embarazarse o si ya lo está? ¿Si esterilizo a mi can lo estoy privando de algo importante en su vida?

Seguro alguna o todas estas preguntas han pasado por tu cabeza y probablemente hayas escuchado muchos de los mitos que giran en torno a la vida sexual de los perros: que tienen que cruzarse porque si no se vuelven locos, que si una perra no tiene cachorros puede darle cáncer, etc.

La realidad es que los perros no tienen una sexualidad como la concebimos los humanos, es decir, para ellos la única función del sexo es la reproducción y su reacción ante un estímulo sexual es meramente instintiva, no corresponde a una búsqueda del placer. Así que la respuesta a la pregunta de si los perros son animales hipersexuales o los privaremos de una experiencia importante en su vida al castrarlos es: no. De hecho, al esterilizarlos podemos disminuir los riesgos de ciertos padecimientos (como el cáncer de mama en las perras) y algunas conductas agresivas o dominantes en los machos.

La hembra

El aparato reproductor de la hembra esta conformado por varios órganos internos: útero, oviductos y ovarios, y externos: vulva, clitoris, vestíbulo vaginal y vagina.

Una perra alcanza su madurez sexual con su primer celo alrededor de los seis y los diez meses de edad, aunque hay casos en que puede aparecer hasta el año y medio, sobre todo en razas grandes. La edad reproductiva óptima es a partir del segundo celo y antes de los seis años.

El celo o ciclo estral de las perritas se divide en cuatro fases de actividad y descanso hormonal que se repiten periódicamente, generando las condiciones necesarias para la reproducción. La primera fase se llama proestro, en ella la perra aún no es receptiva, pero empieza a sangrar, aumenta el tamaño de su vulva y orina más frecuentemente para dispersar sus fermonas (dura entre siete y diez días). A esta etapa le sigue el estro, que es cuando la perra permite el apareamiento (su duración es de nueve días aproximadamente). Las dos últimas fases sólo se distinguen si la perrita está preñada: el metaestro, que dura de dos a dos meses y medio, abarca la nidación, gestación y lactación, mientras que el anestro comienza con el parto y termina con el siguiente proestro (es la etapa ideal para la esterilización).

El macho

La madurez sexual del macho se alcanza alrededor del año de edad. Los perros siempre están dispuestos para el apareamiento cuando están cerca de una perrita en celo.

El aparato reproductor masculino consta de testículos, escroto, epidídimo, conducto deferente, próstata, uretra, pene (totalmente cubierto por el prepucio en estado de flacidez, tiene el hueso peneano en su interior para mantenerlo erecto) y prepucio (normalmente segrega un líquido que lubrica el pena llamado esmegma).

La monta

La decisión de reproducir a nuestros canes debe tomarse con mucha responsabilidad, pues si lo hacemos a la ligera podemos estar propiciando que un perrito más termine abandonado en la calle si no lo ubicamos en una casa donde lo cuiden, respeten y amen cuando ya no sea un tierno y lindo cachorro o muerda las patas del sillón.

La monta comienza por el cortejo, donde el macho y la hembra se olfatean. Si ella está en el estro y acepta al perro, levanta la cola, ladeándola para mostrarle la vulva al macho. Las feromonas de la perra provocan la erección del pene del macho, quien la monta para introducirlo en su vagina.

La eyaculación canina se realiza en tres fases: en la primera expulsará un líquido claro en el que no hay espermatozoides; en la segunda, después de girarse, eyaculará la segunda fracción del semen, rica en espermatozoides; y en la tercera, el perro quedará unido a la perra de espaldas a ella, debido al aumento del tamaño del bulbo peneano (a esta fase se le conoce como “abotonamiento” y puede durar de 20 a 60 minutos) hasta que sale la tercera fracción de esperma.

Para que la perrita quede embarazada debe estar en la etapa del estro del celo. La manera más efectiva para determinar si se encuentra en ella es mediante una citología vaginal y un examen que mida la tasa de progesterona en sangre.

Los signos del embarazo aparecen aproximadamente al mes de la monta: el carácter de la perra cambia, sus ubres se inflaman, tiene una secreción vaginal y su abdomen comienza a crecer. Es en este momento en el que hay que llevarla al veterinario para que le realice una ecografía que confirme el embarazo (algunas veces puede ser psicológico) y nos asesore respecto a los cuidados y requerimientos de la perrita en esta etapa.

Fuente:

El encantador de perros. Santillana ediciones generales, México, 2008.

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

LADRO, LUEGO EXISTO

RETIEMBLA LA TIERRA

Han llegado hasta nosotros noticias funestas de nuestro antiguo hogar. La tierra se estremeció y muchas cuevas cayeron o quedaron severamente dañadas. La que me da de comer y El que ya me pela están conmocionados, pero por fortuna todos los que queremos están bien. Lo positivo es que los humanos están reaccionando como perros. […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

HOVAWART UNA RAZA DE PERRO GUARDIÁN

El Hovawart es una raza de perro de origen alemán. Su nombre significa “perro guardián de la propiedad” pues originalmente se utilizaban para cuidar terrenos. La raza se originó en la región del Bosque Negro y las primeras referencias y pinturas las encontramos desde la edad media. ¿Es para tí?El Hovawart es un perro de […]

Leer más »