NOTICIAS

Acariciar a tu perro no sólo es reconfortante para él y para ti, sino que también es muy útil para que conozcas su cuerpo y puedas detectar cualquier abultamiento que tenga. Si descubres alguna bolita mientras mimas/exploras a tu can, es importante que revises si tiene algún bulto en otra parte del cuerpo, si le duele cuando lo tocas o está caliente, y te preguntes si es reciente o ya lo habías visto antes, o si puedes relacionarlo con un golpe o medicamento que haya recibido.

Toda esta información será de gran ayuda para el veterinario, con quien deberás acudir de inmediato, sin importar el tamaño del cuerpo extraño o abultamiento. En muchos casos la atención oportuna hace la diferencia entre la vida y la muerte, y un pequeño tumor puede empeorar o evolucionar en una patología más grave.

Tu veterinario realizará una exploración exhaustiva y si en ésta no encuentra los datos suficientes para emitir un diagnóstico certero, te pedirá otros exámenes para determinar si el abultamiento es un tumor y su grado de malignidad (si es que la tiene), como análisis de sangre, de orina, radiografías (en la zona donde está el bulto y también en el tórax para descartar metástasis), ecografías (ayuda a diferencias quistes de masas sólidas), resonancias magnética (es menos común) o una biopsia (puede tomar una muestra o extirpar la masa completa para analizarla después, depende del caso).

No todo abultamiento es necesariamente un tumor y mucho menos un cáncer. Las principales masas que se pueden desarrollar en los perros son neoplasias, hematomas, abscesos, quistes y cicatrices queloides. Algunas de ellas, como los hematomas y las reacciones a vacunas o medicamentos pueden desaparecer solos, mientras que otros requieren cirugía y otros tratamientos médicos, el único que puede determinar esto es el veterinario.

Neoplasia es el término médico para los tumores. Se forman por un crecimiento descontrolado de un grupo de células. Existen tumores benignos, los cuales no se adhieren a otras estructuras, están unidos a ellas sólo por un pedículo o están encapsulados; y malignos, que son los más graves pues se fijan de tal manera que incluso pueden provocar una metástasis (invasión de otros órganos) y suelen ulcerarse. En caso de que a tu perro le diagnostiquen un tumor maligno es muy importante que analices con tu veterinario cuáles son las opciones que existen para curarlo o hacer la enfermedad menos dolorosa, no te quedes con ninguna duda.

Los hematomas son moretones y aparecen después de un golpe que produce una rotura de pequeñas venas dentro de la piel de nuestros canes y la salida de sangre hacia los tejidos circundantes. Una forma de distinguir un hematoma de otro abultamiento es que el hematoma no crece, al contrario, va disminuyendo de tamaño.

Cuando el organismo trata de controlar una infección o la presencia de cuerpos extraños, se puede acumular exudados purulentos recubiertos por una membrana, formando una cápsula. Esto es un absceso, que suele provocar dolor, enrojecimiento y calor en la zona donde aparece. En su etapa final, cuando ya no duele, un absceso puede convertirse en un quiste.

También hay cicatrices que en algunos casos pueden tomar una apariencia de una masa extraña y un tamaño más grande del habitual, sobre todo cuando no cicatrizan bien o se irritan por el constante lamido del perro. A estas se le conoce como cicatrices queloides.

Como ves, no todos los bultos o cuerpos extraños que detectes en tu perro son necesariamente un tumor, el único que puede determinar de qué se trata esa bolita en el cuerpo de tu can y prescribir el tratamiento adecuado es el veterinario, así que no dudes en acudir de inmediato a verlo si detectas algo extraño. De ti depende la salud y larga vida de tu compañero perruno.

Fuente:

El encantador de perros. 15. Enfermedades. Santillana ediciones generales, México, 2008.

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

¿LA RAZA IMPORTA?

La respuesta a esta pregunta no es sencilla, y para responderla es necesario que cada persona que pretende adoptar un perro antes se cuestione a sí mismo qué busca en un can y cuáles son sus necesidades y posibilidades de cuidarlo: “¿quiero participar en competencias?, ¿busco compañía, protección, un perro de trabajo?, ¿cuál es el […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

CELOS Y NOMBRES

Esto de la maternidad es agotador, ya me voy acostumbrando, pero los primeros días me la vivía pendiente en todo momento de que mi Bolito respirara y comiera bien. Vaya, que hasta las croquetas me sabían raras si no tenía a mi cachorro a la vista. Poco a poco he ido agarrando confianza y hasta […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO TERRIER IRLANDÉS

Conocido en inglés como Irish Terrier, y como su nombre lo indica, se originó en Irlanda, del Condado de Cork. Se cree que proviene de sucesivos cruces entre ejemplares del Tan and black terrier, Kerry blue terrier, Irish soft-haired wheaten y Terrier escocés. El teniente coronel EH Richardson, de la Escuela Británica de Guerra y […]

Leer más »