RAZAS

EL BÓXER

Los perros de esta raza se distinguen por ser sumamente amorosos, leales y apegados a su familia. Juguetón, paciente y muy cariñoso, el bóxer es un perro ideal para quienes buscan un compañero dócil, seguro y equilibrado, que puede ser el mejor amigo de los niños y al mismo tiempo un feroz guardián.

Su origen se remonta a los molosos, los perros de pelea de la antigua Grecia y del Tíbet, que evolucionaron en los bullenbeisser (perro-toro). Estos feroces canes grandes de tipo mastinoide fueron utilizados en Alemania desde la edad media hasta finales del siglo XVIII para cazar toros, jabalíes y pequeños osos, y poco a poco se fueron integrando a las familias como perros guardianes y de compañía.

Se cree que el bóxer surgió de la cruza entre los bullenbeisser y el bulldog inglés, aunque hay otros expertos que sostienen que es descendiente directo de los primeros. Lo que sí es seguro, es que el carácter del bóxer poco tiene que ver con el de sus antecesores, pues es un perro de trabajo dulce y muy afectuoso, aunque todavía conserva la valentía y temeridad de aquellos a la hora de defender a los que ama.

Los bóxers son perros medianos, que pesan entre 25 y 34 kg, y miden entre 53 y 63 cm a la cruz. Tienen una estructura corta y cuadrada, huesos fuertes y una musculatura seca y desarrollada. Entre las principales características del estándar resaltan:

  • Cabeza bien proporcionada, con hocico ancho y poderoso (el cráneo no debe parecer pequeño respecto éste).
  • Nariz ancha y negra, con orificios amplios.
  • El maxilar inferior sobresale al maxilar superior, con una mordida poderosa. El labio superior rellena el hueco que se forma, tapando los incisivos.
  • Ojos oscuros, que no son pequeños ni protuberantes o hundidos.
  • Orejas insertadas a los costados en el punto más alto del cráneo, que caen apoyadas sobre las mejillas cuando el perro está tranquilo; cuando está alerta, se levantan con un marcado pliegue.
  • La inserción de la cola es alta y permanece natural.
  • Las extremidades anteriores deben ser fuertes y paralelas entre sí, con huesos resistentes. Las posteriores se distinguen por su dura musculatura y vistos desde atrás deben ser rectos.
  • Piel seca y elástica, sin pliegues ni arrugas.
  • Pelo corto, duro, brillante y pegado. El color puede ser leonado o atigrado, con la característica máscara negra. Puede tener manchas blancas, bien definidas.

El bóxer tiene un promedio de vida de 7 a 11 años, y aunque no es muy propenso a enfermarse tiene cierta disposición a padecer cáncer, displasia, dilatación y torsión gástrica, enfermedad de Cushing (producen exceso de cortisol por un tumor en las glándulas adrenales o en la hipófisis) criptorquidismo (testículo no descendido), queratitis (inflamación de la córnea) y piodermas (infección de la piel).

¿Es par ti?

  • El bóxer es un perro familiar, muy amoroso y que tiene una paciencia estoica con los niños (a quienes hay que enseñar a respetarlo). Para que un can de esta raza sea feliz, debe permitírsele convivir con los miembros de familia y demostrarles todo su cariño, sufrirá si lo confinas al patio o el jardín.
  • Es un perro que puede vivir en un departamento o casa pequeña, siempre y cuando lo lleves a dar largos paseos donde realice actividad física vigorosa, pues su requerimiento de ejercicio es muy alto.
  • No tira mucho pelo ni requiere cepillado diario. Sólo deberás acicalarlo una vez por semana y bañarlo cuando esté sucio. Eso sí, llévalo de vez en cuando a la estética canina para que le corten las uñas.
  • Aunque no ladra mucho, tiene un instinto de guardia y protección muy altos, por lo que puede mostrarse desconfiado con los extraños. Siempre hay que presentarle a las personas y perros que visiten la casa para que sepa que son de confianza.
  • Su personalidad es bastante fuerte, así que deberás entrenarlo desde cachorro.

Dato curioso
Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes utilizaban a los bóxers para localizar a soldados heridos y ser guiados hasta donde se encontraban para llevarles atención médica. El caso más famoso es el del bóxer Matthias Wom Westen, que en 1943 fue condecorado con la cruz de Hierro Alemana por su trabajo como perro médico al salvar a 17 soldados lesionados. Murió a causa de las heridas sufridas en el campo de batalla.

Fuente:
El bóxer, de Rosa Tarango de Azar. Ed. Albatros SACI, Argentina, 1999.

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

EXPO CANINA 2017, QUERÉTARO

Amigos, ¿tienen plan para el próximo fin de semana? Les tengo uno, que incluye viaje y todo: Una expo canina, abierta a todo público. ¿Cuándo? Jueves 18, viernes 19, sábado 20 y domingo 21 de mayo, 2017. ¿Dónde? En el Querétaro Centro de Congresos, en la dirección Calle Paseo de las Artes 1531-B, Josefa Vergara, 76090 Santiago de […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO DOGO DEL TÍBET

También conocido como Mastín Alemán es una raza originaria del Tíbet, es considerada como la raza de donde derivaron todas las razas de montaña grandes y de todos los mastines. En la antigüedad, según testimonios Dogo del Tíbet era empleado por los asirios como perro de guerra y para la custodia de los prisioneros. En […]

Leer más »