RAZAS

EL BULL TERRIER INGLÉS

Esta es una de las razas más nobles y amorosas que existen,
pero que al igual que muchas otras consideradas “potencialmente peligrosas”
sufren discriminación debido a la mala reputación de perros agresivos provocada
por humanos irresponsables que los utilizan para pelea, los entrenan para
atacar o abusan de ellos. 

El bull terrier inglés es un perro de temperamento
equilibrado, leal, obediente
y muy amigable. Posee una constitución
vigorosa, bien proporcionada y suele ser muy activo, decidido e
inteligente, aunque es un poco testarudo.

Es un perro de tamaño mediano, con un cuerpo macizo y
musculoso (no existen límites de peso o altura, con excepción de la variante
miniatura, que no debe superar los 35.5 cm a la cruz). Se caracteriza por no
tener depresión nasofrontal y cabeza en forma de huevo. Los machos deben lucir
masculinos y las hembras femeninas.

El bull terrier inglés tiene un promedio de vida de 12
años  y es muy resistente a las
enfermedades, por lo que no tiene muchos problemas de salud (los perros albinos
pueden padecer sordera).

¿Es para ti?    

• El bull terrier inglés es un perro muy amoroso que necesita
mucho contacto con los miembros de la familia. No puede estar solo largos
periodos del día, pues se aburre y deprime fácilmente, y como
consecuencia desarrolla comportamientos compulsivos (perseguirse la cola,
automutilarse, coprofagia) y hace graves destrozos y travesuras en la casa.

• Es un perro muy activo que, en la edad adulta, requiere dos
paseos diarios de una hora cada uno. Los cachorros tienen un desarrollo algo
lento en el aparato locomotor
, por lo que hasta los 15 meses es recomendable
sacarlos a caminar con correa únicamente por 30 minutos, para evitar que corran en
exceso
y se lesionen tendones y ligamentos.

• Es glotón, así que hay que controlar las raciones de comida para que no coma en exceso y no engorde demasiado. 

• El bull terrier inglés es un perro muy sensible y algo
testarudo
, por lo que no es recomendable para personas que no han tenido un
perro anteriormente.
Se le debe entrenar en obediencia desde cachorro a través
del refuerzo positivo, nunca hay que emplear la violencia con él o con
cualquier perro, pues esto provoca que su carácter se desequilibre y se torne
desconfiado.

• Es un excelente guardián con un oído muy agudo.

• Si se le sociabiliza adecuadamente, el bull terrier inglés
es un excelente perro con los niños pues posee una enorme paciencia, aunque
siempre hay que vigilarlos pues puede derribar a los pequeños accidentalmente
mientras juegan. Es muy importante enseñar a los niños a tratar a los perros
con respeto y no como juguetes (nunca jalarles la cola, las orejas, montarlos,
etc.). Jamás dejes a un niño menor de 10 años solo con un can, sea cual sea su
raza.

• Su pelaje es de fácil mantenimiento, pues solo requiere un
cepillado semanal y un baño ocasional (a lo mucho una vez al mes) para mantenerse limpio y saludable.

Estándar racial

• La cabeza del bull terrier inglés es larga, fuerte y profunda hasta la punta del hocico, pero no tosca. Vista de frente debe tener la forma de un huevo y estar completamente llena y libre de depresiones o hendiduras. Vista de perfil, se encurva suavemente hacia abajo desde el colmo del cráneo hasta la punta de la nariz. La parte superior del cráneo debe ser casi plana entre las orejas.

• Su nariz es negra y curvada hacia abajo en la punta. Las ventanas están bien desarrolladas.

• El bull terrier inglés tiene un hocico con labios bien definidos y pegados, una mandíbula inferior sólida y vigorosa con mordida de tijera y dientes sanos.

• Sus ojos deben ser negros o tan oscuros como sea posible, brillantes, estrechos, triangulares, oblicuos y bien colocados en las órbitas. La distancia desde la punta de la nariz a los ojos debe ser mayor de la que hay desde los ojos al occipucio.

• Las orejas del bull terrier inglés son pequeñas, delgadas y colocadas muy juntas entre sí. El perro deberá poder mantenerlas erectas y con las puntas directamente hacia arriba.

• Su cuello es muy musculoso, largo, arqueado y va adelgazándose gradualmente desde los hombros hacia la cabeza, sin presentar papada.

• El cuerpo del bull terrier inglés es bien redondeado, con costillas arqueadas, profundo desde la región de la cruz hasta el pecho, de tal manera que este último llegue más cerca del suelo que el abdomen.

• Su espalda es corta y fuerte. La línea dorsal detrás de la cruz es horizontal y va arqueándose levemente hacia el lomo, que es amplio y bien musculoso. La línea inferior debe formar una elegante curva ascendente desde el tórax hasta el abdomen.

• La cola del bull terrier inglés es de implantación baja y llevada horizontalmente. Gruesa en la base, va adelgazándose hacia una punta fina.

• Sus extremidades anteriores son de huesos redondos y fuertes, con buen aplomo y perfectamente paralelos. En ejemplares adultos, la longitud de los miembros delanteros debe ser aproximadamente igual a la profundidad del tórax. Las posteriores, vistas desde atrás, son paralelas, con muslos musculosos, piernas bien desarrolladas y angulación tibiotarsiana bien marcada.

• La piel del bull terrier inglés está bien pegada al cuerpo y su pelo es corto, apretado, áspero al tacto y con un fino brillo. En invierno puede crecerle una capa de subpelo de textura suave. Puede ser de color blanco puro o negro atigrado, rojo, leonado y tricolor. La pigmentación de la piel y las manchas en la cabeza son aceptadas.

Dato curioso

El creador del bull terrier inglés fue James Hinks, un irlandés que vivía en Birmingham, Inglaterra. Hinks quería desarrollar una raza de pelea mejorada y para ello realizó cruzas de bulldog inglés con english white terrier, dálmata y tal vez greyhound y foxhound. En 1862 presentó su línea de bull terrier de color blanco en una exposición. 

Con el paso de los años, la cría de esta raza se fue enfocando más en su aspecto que en su capacidad de pelea, dando como resultado al bull terrier que conocemos hoy en día: fuerte y valiente, leal en toda circunstancia.

Fuente:Manual práctico del bull terrier, de Muriel P. Lee. Hispano Europea, Barcelona, 2005.

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

ENFERMEDADES OCULARES

Muchos perros en edad adulta sufren de problemas oculares como el glaucoma o las cataratas. En estos casos es muy importante el diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado para salvarles la visión y el globo ocular. De nosotros depende estar atentos a cualquier cambio en los ojos de nuestro can y en su comportamiento (no […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL BULL TERRIER INGLÉS

Esta es una de las razas más nobles y amorosas que existen, pero que al igual que muchas otras consideradas “potencialmente peligrosas” sufren discriminación debido a la mala reputación de perros agresivos provocada por humanos irresponsables que los utilizan para pelea, los entrenan para atacar o abusan de ellos.  El bull terrier inglés es un […]

Leer más »