RAZAS

EL PERRO AÏDI

También conocido como perro de montaña del Atlas, esta raza de perro es originaria de Marruecos, donde es utilizada
como perro de guardia y protección de los rebaños y de los bienes de sus humanos
seminómadas. Para ello, se enfrenta ferozmente a los predadores, como chacales
y gatos monteses.

El aïdi es un perro grande
(con una altura a la cruz de 52 a 62 cm y un peso de 30 a 45 kg), de cuerpo sólido,
muy rústico, poderoso, musculoso, enérgico y de fuerte constitución.

En cuanto a su temperamento,
es un perro muy fiel, afectuoso y dócil con su líder y su
manada humana, a la cual protegerá ante cualquier peligro con valentía y
eficacia.

El promedio de vida del aïdi es de 12 a 13 años, es un perro resistente
y saludable, que no tiene ninguna predisposición a alguna enfermedad genética.

 

¿Es para ti?

  • El aïdi es un perro de trabajo muy activo que puede ser un buen perro de compañía, siempre que se le proporcione la actividad suficiente (dos paseos intensos diariamente, de 45 a 60 minutos cada uno) y se le haga sentir útil (es preferible que se le asigne un trabajo).
  • Como requiere mucho espacio y actividad, el aïdi no es una raza para una casa pequeña o departamento.
  • Es un perro muy protector por su naturaleza de guardián, así que puede reaccionar de forma agresiva ante cualquier persona o animal que él considere un peligro para su manada. Solo atacará después de varias provocaciones.
  • El aïdi no es un perro muy sociable, por lo que es importante exponerlo desde cachorro a diferentes estímulos (ruidos, animales, personas, texturas, etc.) y entrenarlo en obediencia para que su energía no se salga de control. Como es un perro muy sensible, la educación debe hacerse con firmeza y dulzura, nunca con violencia, pues puede destruir la confianza del perro en su humano.
  • Esta raza posee un excelente olfato y un alto instinto de caza, por lo que no debe salir a la calle sin correa, pues puede lanzarse tras una posible presa que se cruce en su camino.
  • Su pelaje denso y tupido no requiere muchos cuidados y le permite adaptarse a los climas más extremos. Solo hay que cepillarlo una vez por semana y bañarlo de dos a tres veces al año.


Estándar de la raza

  • El aïdi tiene una cabeza de oso, delgada y bien proporcionada al resto del cuerpo. En conjunto, tiene forma cónica, con un cráneo plano y ancho.
  • Su nariz es negra o parda en armonía con el color del pelaje. Es bastante ancha y las ventanas están bien abiertas.
  • El aïdi tiene un hocico de forma cónica, visiblemente menos largo que el cráneo. La fisura de la nariz es oblicua y poco marcada; los labios son delgados, juntos, de color  negro o pardo, según el pelaje y las mandíbulas son macizas.
  • Sus ojos son medianos, oscuros y varían, según el pelaje del ámbar oscuro al pardo dorado. Los párpados son ligeramente oblicuos y están  bien pigmentados. La mirada es alerta, atenta y escrutadora.
  • Las orejas de aïdi son de longitud mediana, con las puntas ligeramente redondeadas, de e implantación oblicua y semicolgantes.
  • Su cuello es poderoso, musculoso y sin papada.
  • El cuerpo del aïdi tiene una línea de la espalda con un perfil ligeramente profundo, ésta es ancha, musculosa, de longitud moderada, seguida de un lomo poderoso, bien musculoso y ligeramente arqueado. La grupa está armoniosamente inclinada y el  pecho es bastante amplio, profundo y inclinado (llega por lo menos hasta los codos y las costillas son levemente arqueadas).
  • Su cola es larga, ; bien tupida y la abundancia de este penacho es signo de pureza de la raza.
  • El aïdi tiene un pelaje denso, semilargo y áspero, de unos 6 cm de longitud,  excepto en la cara y las orejas, en donde es raso y más fino. En el cuello y  la garganta forma una crin, sobre todo en los machos. Los pantalones y la cola están cubiertos de pelos bien  abundantes y bien  largos.
  • El color del pelaje es bien variado, lo hay leonado, marrón y negro, que pueden presentar parches blancos (desde algunas marcas discretas hasta parches que cubren completamente el pelaje).

Dato curioso

El aïdi o perro de montaña del Atlas no es un perro pastor aunque acompaña a los rebaños, más bien es un perro de guardia y protección que evita el ataque de depredadores.

Además, es un excelente perro de caza por su agudo olfato.

Fuente:www.fci.be Foto: eriklam / 123RF Stock Photo

Comentarios

MÁS EN ÉCHAME EL PERRO

NOTICIAS

¿SERÁ UN TUMOR?

Acariciar a tu perro no sólo es reconfortante para él y para ti, sino que también es muy útil para que conozcas su cuerpo y puedas detectar cualquier abultamiento que tenga. Si descubres alguna bolita mientras mimas/exploras a tu can, es importante que revises si tiene algún bulto en otra parte del cuerpo, si le […]

Leer más »

LADRO, LUEGO EXISTO

MADRE SOY

Casi no recuerdo a mi mamá, estuve muy poco tiempo con ella. La que me da de comer ha sido mi figura materna desde entonces y, por obvios motivos, la comunicación no siempre es la más fluida entre nosotros pero el amor que sentimos la una por la otra nunca se presta a malentendidos. Sin […]

Leer más »

EL DIVÁN DEL CAN

PALETAS DE HIELO PARA PERRO

¡Hola Diván! ¿Me pueden ayudar con una receta de paletas heladas para perro? Como saben ha hecho mucho calor, y mi pobre perrito sufre de ello. Pero entre tanta información de los alimentos que no debe comer un can, no me atrevo a hacerlas. Gracias. Andrea Morachis

Leer más »

RAZAS

EL PERRO DOGO DEL TÍBET

También conocido como Mastín Alemán es una raza originaria del Tíbet, es considerada como la raza de donde derivaron todas las razas de montaña grandes y de todos los mastines. En la antigüedad, según testimonios Dogo del Tíbet era empleado por los asirios como perro de guerra y para la custodia de los prisioneros. En […]

Leer más »